UNLu: vuelven a mirar con interés los fondos de la minería

A fines de 2009, el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Luján resolvió sumarse a lo dispuesto por otras casas de altos estudios y rechazar los fondos provenientes de la explotación minera a cielo abierto conocida como La Alumbrera, en Catamarca. La disposición llegó luego del reclamo efectuado por sectores estudiantiles producto del impacto negativo que la actividad tiene en materia ambiental y social. Nueve años después se tratará la posibilidad de modificar aquella decisión.

Como una ley de 1958 dispone que un porcentaje de las regalías sean destinadas a universidades públicas, los consejeros superiores definieron en 2009 dar un mensaje ético al rechazar dineros cuestionados en su origen. A tal punto que en el artículo 2 de la resolución 502/09 se repudiaron “los daños sociales, ambientales, económicos y políticos que ocasionan los Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio y el modo de extracción a cielo abierto”. En las consideraciones de aquella disposición, se planteaba que “la actividad minera a cielo abierto provoca contaminación del aire, del agua y de los sueños y que dicha contaminación tiene graves consecuencias para la salud del ambiente, de las personas y de los animales que habitan los lugares cercanos al yacimiento”.

El tema será tratado en una sesión extraordinaria antes que finalice el año. Según el proyecto al que tuvo acceso este medio, se pretende dejar sin efecto el rechazo de los fondos. El argumento es ambiguo, porque si bien se mantiene el repudio a la actividad minera, se recurre a cuestiones administrativas para justificar la recepción de fondos, ya que “el rechazo podría generar una disminución contable de los aportes del Estado Nacional a la Universidad”. Y se busca solventar una propuesta sustentable con fondos de una actividad nada sostenible en términos ambientales.

Entonces se propone destinar el dinero a la construcción de una Planta de Generación Fotovoltaica en la UNLu, “que brindará no solamente un fuerte impulso en el desarrollo académico, científico, tecnológico y económico, sino que también implica la generación de energía renovable fundamental para un desarrollo sustentable”.

El Civismo


Related posts