Vaca Muerta: el Gobierno les hace un guiño a las petroleras antes de lanzar el Plan Gas

Si bien todavía no se reglamentó el Plan Gas que el presidente Alberto Fernández anunció hace 11 días en Vaca Muerta, el Gobierno les hizo un guiño a las empresas petroleras al incluir en el proyecto de presupuesto 2021 la deuda de $29.514 millones que reconoció la administración de Mauricio Macri, por la diferencia que se generó por el precio del gas tras la brusca devaluación de 2018.

En un primer momento, el Gobierno había avanzado en desconocer esa obligación, al indicar que se trataba de un problema entre privados: el DNU 1053 que reconocía la deuda fue rechazado en el Senado y ahora se está avanzado en dejarlo sin efecto también en Diputados, según la modificación del proyecto de presupuesto que realizó la Comisión de dicha cámara.

Sin embargo, en el artículo siguiente del mismo proyecto se autoriza a emitir instrumentos de deuda pública por hasta $29.514.296.318, «a los fines de cancelar las obligaciones pendientes con las prestadoras del servicios de distribución de gas natural por redes».

Lo curioso es que también avanza en pagarles a «los proveedores de gas natural que hayan adherido a lo dispuesto en el artículo 7º del decreto indicado en el artículo anterior [el que buscan derogar] y, en consecuencia, hayan renunciado a toda acción o reclamo derivado de las diferencias diarias acumuladas entre el valor del gas comprado por las prestadoras del servicio de distribución de gas natural por redes y el valor del gas natural incluido en los cuadros tarifarios vigentes entre el 1º de abril de 2018 y el 31 de marzo de 2019″.

«Se deja sin efecto el DNU 1053/2018 por el que el Estado asumía las deudas por [las diferencias del] tipo de cambio en las tarifas de gas, pero en el artículo siguiente se reconocen hasta $29.000 millones de esa deuda, para las empresas que adhirieron al decreto que ahora se anula», dijo en Twitter el economista Nicolás Gadano, exgerente general del Banco Central durante el gobierno de Macri y experto en temas de esta industria.

Más allá de los detalles legislativos, la intención de volver a reconocer esa deuda es una buena señal para el sector petrolero de cara a que se reglamente el programa de estímulo a la producción de gas. Una de las mayores dudas de las empresas es la falta de constancia del Estado para pagar los subsidios, ya que todavía se adeudan transferencias por el Plan Gas III y la resolución 46.

Sobre todo es una buena noticia para las empresas con control estatal, ya que la mayor parte de la deuda de $29.500 millones es con Ieasa (ex Enarsa) y con YPF, a quienes les deben $8903 millones y $6795 millones, respectivamente.

Pero también tienen saldos a cobrar Total ($2356 millones); Pan American Energy ($2122 millones); Pampa Energía ($1218 millones); Wintershall ($962 millones); Tecpetrol ($635 millones); Pluspetrol ($476 millones); CGC ($409 millones), y Vista ($34,6 millones), entre otras.

El Ministerio de Economía les dará el dinero a las empresas distribuidoras de gas -Metrogas, Naturgy y Camuzzi, por ejemplo- para que cancelen lo adeudado con las petroleras -YPF, Tecpetrol, Total, Pan American Energy (PAE), entre otras-. Esa deuda se generó a su vez luego de que se decidiera no trasladar a tarifas el impacto de la devaluación.

Del total de la deuda, que la administración anterior había arreglado pagar en 30 cuotas, solo se efectuó una transferencia en diciembre pasado. Cuando la actual Secretaría de Energía decidió avanzar con el pago de seis de las cuotas atrasadas, a los pocos días tuvo que suspender la operación, ya que el Enargas inició una denuncia penalcontra los funcionarios del gobierno de Macri por diseñar los contratos que generaron esa deuda.

Otra duda que generará la derogación del DNU 1053 es lo que ocurrirá con su artículo 8, que prohíbe que las productoras y distribuidoras trasladen el riesgo cambiario a los usuarios. Es decir, con ese decreto se buscó prevenir que una situación como la de 2018 vuelva a ocurrir. Pero si el DNU queda sin efecto, también se elimina esa medida de contención. ¿Qué pasaría con las actuales tarifas de gas que están establecidas con un tipo de cambio de $41?

La Nación


Related posts