Vaca Muerta: la producción de crudo tuvo un leve repunte

La producción de petróleo creció en octubre un 1,95% respecto a septiembre, al alcanzar los 155.488 barriles diarios en promedio en todas las áreas de Neuquén. El 76% de este crudo provino de bloques no convencionales sobre la formación Vaca Muerta.

En este contexto, la variación acumulada desde octubre del 2019 es de un 10,07%, si bien respecto al mismo mes el conjunto de bloques productores experimentó una suba del 1,34% el mes pasado.

Según los datos oficiales del ministerio de Energía de la provincia, el incremento mensual de octubre se debe principalmente a la suba de la producción de las áreas Bajada del Palo Oeste (+6.171 bbl/d), Bajo del Choique- La Invernada (+240 bbl/d), Bajada de Añelo (+230 bbl/d), Coirón Amargo Sur Este (+229 bbl/d) y Bandurria Centro (+222 bbl/d).

Los datos indican, en síntesis, un sostenimiento de la demanda de crudo neuquino, en el actual contexto de la pandemia y su impacto en los niveles de movilidad.

Al mismo tiempo, la producción de gas experimentó una baja del 1,24% respecto a septiembre y también se observa un descenso en comparación con los valores registrados durante octubre 2019 (-7,84%).

Todas las áreas neuquinas produjeron 46,48 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) en promedioEl 70% de esos volúmenes fueron producidos en bloques no convencionales.

Según el gobierno neuquino, la caída respecto a septiembre se debe principalmente a la baja de producción en las áreas Aguada Pichana Este (-0,34 MMm³/d), El Mangrullo (-0,22 MMm³/d), Loma Campana (-0,21 MMm³/d), Loma La Lata – Sierra Barrosa (-0,20 MMm³/d) y El Orejano (-0,19 MMm³/d).

La caída de la producción de gas guarda relación con la estacionalidad de la demanda en Argentina: la llegada de los meses más cálidos actúa como un atenuante del consumo, algo que para las empresas productoras implica la necesidad de conseguir nuevos mercados.

La producción de gas, de hecho, viene en franco retroceso durante los dos últimos años. También la condición macroeconómica del país desde el 2019 desalentó inversiones.

El gobierno nacional acaba de poner en marcha el Plan Gas.Ar para dar un incentivo a las productoras y evitar un dolor de cabeza adicional en la economía. Si la producción argentina no sube, el país deberá importar más gas en el 2021.

En el caso del petróleo, Vaca Muerta recibió el embate de la baja demanda interna de combustibles, algo atado a la flexibilización de las condiciones de la cuarentena y la demanda industrial en el actual ciclo económico.

El gobierno neuquino, en los mejores escenarios trazados a principios del 2019, esperaba una producción para este momento del 2020 en torno a los 230 mil barriles diarios, algo que implicaba la posibilidad de exportaciones.

Lmneuquen.com


Related posts