Vecinos de Chubut se movilizaron a favor de la minería

Habitantes de las pequeñas poblaciones de Gastre, Gan Gan y Telsen se movilizaron este domingo para reclamar que se habilite el proyecto minero denominado «Navidad», considerado el yacimiento de plata más importante del mundo sin explotar, ubicado en la meseta central, 400 kilómetros al noroeste de Rawson.

«Nosotros queremos trabajar, tener una posibilidad de desarrollo, poder tener el acceso mínimo a las condiciones de vida que otros tienen», señaló a Télam el intendente de Gastre, Genaro Pérez, invitado por los vecinos a hablar en el acto que se realizó en la plaza central y que incluyó una caravana de vehículos.

La explotación minera a cielo abierto en este distrito está bloqueada desde que se aplica la Ley 5001, sancionada tras el plebiscito que se hizo en Esquel en 2003, donde una mayoría del 82% votó en contra de la actividad en los alrededores de esa ciudad de la cordillera del Chubut.

A partir de ese movimiento popular ,surgió la ley que «prohíbe la actividad minera metalífera en el ámbito de la provincia del Chubut en la modalidad a cielo abierto y la utilización de cianuro en los procesos de producción minera».

La ley, sin embargo, se cumplió a medias, pues le encomendaba al Consejo Provincial del Ambiente (Copram) que en un plazo de 120 días corridos realizara «la zonificación del territorio de la provincia para la explotación de recursos mineros, con la modalidad de producción autorizada para cada caso», que no se hizo jamás.

Los ambientalistas que se oponen a la minería, bajo el lema «No es no», consideran que la consulta popular realizada en Esquel es abarcativa a toda la provincia y es el pensamiento mayoritario de los chubutenses.

Como contraste, dirigentes de las pequeñas poblaciones ubicadas sobre la árida meseta chubutense, entienden que, así como se hizo en Esquel, en esas localidad también tendrían que poder pronunciarse:

«Nnosotros también queremos hacer lo propio, poder decidir sobre nuestro futuro en la única zona del Chubut donde la población decrece», aseveró el intendente de Gastre.

Eso ocurre, indicó, «porque no hay de qué vivir» y además se trata de «un proyecto que no utiliza cianuro y que está dispuesto a que se realicen todos los controles ambientales que sean necesarios».

De acuerdo con informes de especialistas, el proyecto Navidad de Pan American Silver, tiene un estimado en recursos bajo tierra de 632 millones de onzas de plata y cerca de 3.000 millones de libras de plomo que están localizadas a pocos kilómetros de Gastre, una población con alrededor de 600 habitantes en el pueblo y unos 800 incluida la zona rural.

Los pro mineros aseguran que la inversión inicial será de unos US$ 1.000 millones para la primera etapa de la construcción, sin incluir los recursos que se destinarán en la parte de operación y producción donde se generarían 3.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos.

Otra población cercana, que también se expresó este domingo, es Gan Gan, con una movilización impulsada por la Cámara de Comercio de la Meseta Central.

El dirigente de esa entidad, Alberto Rial, explicó a Télam que «la gente se va de la meseta porque no tiene de qué vivir, cuando tenemos una actividad lícita esperando que se desarrolle y que estimamos sería nuestra única alternativa».

Ellitoral.com


Related posts